Dallas Mavericks: La cúspide de la liga como objetivo



Escrito por Carlos Toril. 

Ya hace más de tres años desde que Dallas Mavericks, de la mano de Dirk Nowitzki, consiguiera alzarse con el primer y único campeonato de la NBA de su historia. Tres años en los que los Mavs no han conseguido volver a un nivel similar al que les otorgó el título en 2011, tres años en cuyo historial se encuentran dos eliminaciones en primera ronda de Playoffs y una no participación en la postemporada en la 2012/2013. Bien es cierto que su envite más reciente en busca del título les otorgo un enorme métiro, puesto que fueron el único equipo en llevar a los actuales campeones, los San Antonio Spurs, al séptimo partido. Aún con todo, el equipo estuvo lejos de tener el nivel necesario para ser candidato al anillo.

Tras este pequeño resurgir, Mark Cuban se ha puesto este verano manos a la obra con el objetivo de que la franquicia del estado de Texas sea, como mínimo, un combinado a tener en cuenta. El excéntrico dueño de los Mavericks ha conseguido armar un `roster´ capaz de llevar al equipo al siguiente nivel.

El primer paso para ello fue el traspaso Pre-Draft realizado con New York Knicks, en el que los tejanos perdieron jugadores de poco peso como Wayne Ellington, Shane Larkin, piezas importantes como José Manuel Calderón y Samuel Dalembert y dos segundas rondas del Draft como pérdidas más destacadas. A cambio, llegaron desde la `Big Apple´ Raymond Felton y Tyson Chandler. El regreso de este último se antoja como el bastión defensivo de entidad necesario para el apogeo de toda franquicia. Por otra parte, Rick Carlisle tendrá la misión de sacar el mejor partido posible de Felton tras un mal año a las órdenes de Mike Woodson en Nueva York. De conseguirlo, puede ser un `backup´ muy útil para Devin Harris.


Tras este primer movimiento, Cuban se dispuso a dar un golpe de efecto. Golpe de efecto que consiguió con la contratación de Chandler Parsons por 3 años y 45 millones de dólares. Si bien es cierto que el contrato firmado a Parsons es un tanto excesivo, hubiera sido difícil sacarle de Houston por menos. De todas maneras, la rebaja salarial de Dirk Nowitzki le ha dado mucha flexibilidad económica a los Mavs. El alemán, pese a seguir a un gran nivel, dio un paso atrás y renovó por 3 años y 25 millones de dólares a percibir en dicho periodo de tiempo. Un chollo que permitió atraer al ya ex alero de los Rockets, quien dotará de anotación y polivalencia al perímetro.

Una vez completado un quinteto de garantías tras la llegada de el alero formado en la Universidad de Florida (Harris-Ellis-Parsons-Nowitzki-Chandler) completar el puzzle mediante piezas adecuadas para la rotación se antojaba fundamental. Por ello recalaron en Dallas, Richard Jefferson, Jameer Nelson y Al-Farouq Aminu procedentes de la `Free Agency´ y Greg Smith vía `Sign and Trade´ con Chicago Bulls. Las incorporaciones de Nelson y Aminu adquieren el calibre de fundamentales, el primero llega para completar el puesto de base y ejercer una constante amenaza exterior y el segundo lo hace para desempeñar un rol defensivo en el puesto de alero que sin Shawn Marion quedaba huérfano. Por su parte, Jefferson y Smith completarán un banquillo sobrio.

Así pues, la temporada se avecina prometedora para los Mavericks. Como siempre, Dirk Nowitzki será el estilete, el capitán general. Eso sí, esta vez, estará mejor rodeado. Rick Carlisle será el encargado de engrasar todas las piezas del engranaje para hacerlo funcionar cual rodillo, tendrá en sus manos un `roster´ donde priman el talento y la veteranía. Las bajas de Vince Carter y Shawn Marion no deberían diezmar a la mejor plantilla de la franquicia desde la que resultó campeona en 2011. No serán favoritos, y eso les puede beneficiar. En su papel de `outsiders´ intentarán conquistar un Oeste donde cada año la competencia es más feroz, pero no por ello deja de haber mimbres para rememorar viejos tiempos. Veremos hasta donde pueden llegar, lo que está claro es que estamos ante un equipo muy a tener en cuenta.


Share this:

, , ,

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario